Inicio / Consejos / Como logré cambiar mi nombre y sexo legal
nombre y sexo legal Cedula identidad mujer trans transexual transgénero
Cedula identidad mujer trans transexual transgénero

Como logré cambiar mi nombre y sexo legal

Les relataré con detalle el proceso que me tocó vivir antes de obtener mi preciado nombre y sexo legal.

Cambiar el nombre y sexo legal

Cambiar el nombre y sexo legal es un paso muy importante en la transición de una persona transgénero o transexual.

Esto consiste, en que el nombre social (nombre con que la persona se identifica ante el resto), coincida con el nombre legal que figura en todos sus documentos. Además, permite que el género con el que la persona se autopercibe, coincida con el sexo legal, pasando ser algo reconocido por ley a nivel nacional e internacional.

Esto permite muchas cosas importantes, entre las cuales se destacan:

  • Reconocimiento y protección de su Identidad de género.
  • Acabar con el menoscabo moral de usar un nombre o sexo legal que no corresponden con los que la persona se autopercibe.
  • Obtener una herramienta de validación social y familiar
  • Protección legal contra gente que intente usar los antiguos nombres para humillar o imponer su intolerancia.
  • Celebrar todo tipo de contratos: De trabajo, financieros, educativos, etc.
  • Disminuir la marginación y discriminaciones arbitrarias.
  • Que el nombre y sexo legal coincidan con la apariencia física de la persona transexual o transgénero.

Cambio de nombre y sexo legal en Chile y el Resto del Mundo

En general, la mayoría de paises del mundo lo permite. Cada uno, impone distintas condiciones para realizar este cambio.

Por ejemplo, en Alemania, se exige realizar previamente una Cirugía de Reasignación Sexual.

España exige llevar un año viviendo conforme a como la persona se identifica en la sociedad. En México, se permite Actualizar la Acta de Nacimiento en algunos estados. En Argentina, basta con ir al Registro Civil más cercano sin necesitar ni tratamientos hormonales, ni cirugías.

Finalmente, en el caso de Chile, no existe una Ley de Identidad de Género. El trámite es por vía Civil, y desde el caso de Don Andrés Rivera Duarte en Mayo del 2007, no se puede exigir cirugías ni tratamientos de ningún tipo.

A pesar de esto, siguen existiendo problemas para obtener esta regularización del nombre y sexo legal, como verán a continuación en mi relato.

La vida sin mi nombre y sexo legal

El tema de mi nombre empezó por Octubre del 2012. En mis primeros meses, tuve la importante misión de escoger un nombre que me identificara de forma plena.

Teniendo escogidos mis nombres, me puse a buscar ayuda. Sabía que necesitaba seguir ciertos pasos para ser reconocida como Victoria.

Primero pedí ayuda a Fundación Iguales. Estos me derivaron a la Organización de Transexuales por la Dignidad de la Diversidad (la “OTD” histórica, sin relación con la autodenominada “OTD Chile”).

Fui recibida directamente por Andrés Rivera, hombre trans, Activista y Fundador de la OTD histórica, que fue la primera ONG creada exclusivamente para personas Trans creada en Rancagua. Fue la primera persona trans que conocí en la vida.

Luego obtuve certificación Psicológica, que me sirvió para demostrar en mi trabajo de ese entonces, Hiper Lider, que en realidad soy mujer trans y que cambiaría mi apariencia personal y mis nombres. Con el tiempo me dieron una credencial con mi nombre social.

Victoria credencial lider
Victoria Uribe al obtener su credencial para trabajar en Lider con su nombre social. Agosto 2013.

Esto no estuvo exento de problemas: Clientes que seguían tratándome como hombre. Supervisoras y compañeras de trabajo que no querían llamarme como Victoria. Prohibición de usar el baño principal de mujeres, entre otras cosas.

La única gente que respetaba mi nuevo nombre social, fueron algunos familiares y amigos. Los que no lo aceptaron, me terminaron abandonando o me dejaron de hablar. En algunos casos, terminó en bloqueos en redes sociales.

A esto se suma que mi familia no aceptaba mi cambio de nombre social, y que, por el acoso de los clientes, renuncié y me quedé cesante.

Tenía mi Titulo Profesional, pero era papel muerto si me veian con apariencia femenina pero nombres masculinos.

Estuve cesante por años, y hace 2 años atrás, inicié mis trámites legales.

Inicio de mi proceso de cambio de nombre

Inicié la tramitacion del cambio de nombre y sexo registrales en Noviembre del 2014. Al ser un procedimiento civil exigen realizarlo con un abogado.

Soy de Rancagua, ubicada a 90 kilometros al sur de Santiago de Chile. A diferencia de Santiago, Rancagua no posee muchos casos de cambio de nombre y sexo legal. Los pocos casos que hay, muchos terminaron con las demandas rechazadas. En el mejor de los casos, si no posees una Cirugía de Reasignación de Sexual (o mal llamada “Cirugía de cambio de sexo”), solo cambiaban el puro nombre, permaneciendo el sexo como Masculino en el caso de una mujer transexual o transgénero. Peor si la persona es casada, o tiene hijos. En esos casos directamente rechazan la causa.

Soy soltera, sin hijos, y operarme para satisfacer un capricho normativo cisgénero, atenta contra mis deseos personales de tener hijos a futuro. Aparte, ¿Se imaginan los problemas de tener que operarse para recién iniciar el cambio de nombre?

Por no tener los medios económicos recurrí a la Clínica de Derecho de la Universidad de Chile. Es un procedimiento voluntario, por lo que los tribunales civiles no se mueven en el avance de las causas. Tuve que presentar un par de testigos, informes psicológicos y psiquiátricos. Incluso un informe del endocrinólogo. Todo para señalar la necesidad de adecuar legalmente mi nombre y sexo registrales a mi identidad de género.

El problema de no existir Ley de Identidad de Género

Con todo esto presentado, al momento de solicitar un fallo, la corte frenó el Autos para fallo. La corte mandó a realizar un examen sexológico forense en el Servicio Medico Legal.
Me hicieron desnudarme completamente al frente del medico y sus 2 asistentes. Me fotografiaron de frente, de espalda, de manos y pies. Debí recostarme sobre una camilla de revisión ginecológica para que examinaran mis genitales, y el doctor me hizo una serie de preguntas íntimas que no deberian por qué ser necesarias para que me dieran mi nombre (como por ejemplo, si tenía sexo, o había experimentado sexo anal).

Luego de más de un año tramitando, el 17º Juzgado Civil de Santiago rechazó el cambio de nombre y sexo legal en su totalidad, exigiendo que mis genitales fueran mutilados para satisfacer los caprichos de la jueza (exigió estar operada, algo que en ninguna parte lo exige la ley).
Tuve que presentar un Recurso de Apelación, que retrasó por 8 meses la obtención de mi nombre y sexo legal. La causa terminó “en acuerdo” lo que significa que entre los 3 ministros de la sala debian emitir un voto, y así llegar a un acuerdo entre ellos por si se aprobaba o rechazaba la apelación.
Tuve la mala suerte de que la ministra asignada para mi causa, Adelina Ravanales, fue asignada en comisión de servicio. Luego de 3 meses esperándola, se decidió, por 2 votos contra 1, concederme el cambio de nombre y sexo legal.

No todo termina en Tribunales…

Esto todavía no terminaba: Tuve que presentar todos los antecedentes al Registro Civil de Rancagua, ya que aunque legalmente se aprobó mi cambio, los tribunales no hacen que pase a estar listo automáticamente.

Por falta de dinero, pude retirar mis documentos en Chilexpress después de 2 semanas.

La secretaria del Registro Civil de Rancagua me puso problemas. Esto porque me exigía un certificado que para mi causa no existe (por haber terminado en Corte de Apelaciones). Hablé con mi abogada, y la tipa tuvo que ingresar la solicitud (a pesar que aseguraba que me la podian rechazar).

Dos semanas después, al sacar un Certificado de Nacimiento, con felicidad me di cuenta que mis nombres y sexo fueron actualizados.

Pedí copia de mi Acta de Nacimiento, y pedí una nueva Cédula de Identidad. En menos de una semana, ya tenía mis documentos legales actualizados en Registro Civil.

Con eso, empezó una larga Odisea: Ir a todos lados a actualizar mi nombre y sexo legal.

Actualizando datos personales

Solo hubo un lugar donde no necesité presentar documentos para cambiar mi nombre social:

Tuve que ir personalmente, luego del cambio en Registro Civil, a los siguientes lugares:

  • Servicio Electoral (SERVEL): Para cambiar mi nombre en el Padrón Electoral (piden llevar una carta de solicitud para hacer el cambio).
  • Administradora de Fondos de Pensiones (AFP): Para poder cambiar mi nombre y sexo (en Chile las mujeres pueden jubilar 5 años antes que los hombres).
  • Fondo Nacional de Salud (Fonasa): Para que la atención de salud pública y privada, y la compra de Bonos de Atención estuvieran con mis nuevos nombres.
  • Ministerio de Educación (Mineduc): Para actualizar mi Licencia de Enseñanza Media.
  • Mi Liceo: Para actualizar mis informes de notas de estudios secundarios (enviada desde el Mineduc).
  • Y finalmente, a mi centro de Estudios Superiores: Para que mi Título Profesional figure con mi nombre.

A otros lugares, hice la tramitación via online:

  • Sevicios de Ebay y Paypal.
  • Servicios Básicos (Luz, Agua, Internet).
  • Tiendas online (como Groupon).
  • Tarjetas de Débito internacional.
  • INAPI: Para el registro de marcas comerciales.
  • Sitios web de trabajo Freelance.
  • Bolsas de Trabajo online.
  • Otros sitios web (como Rutificador).

Quedan varios lugares donde ir, pero esos son los principales para empezar mi nueva vida, reconocida legalmente como Victoria Uribe, sexo Femenino.

Estos son algunos de los lugares que tendré que ir a futuro:

  • Casas Comerciales.
  • Bancos.

Consejos para cambiar el nombre en Chile

Clinica de Derecho Universidad de Chile
Clinica de Derecho Universidad de Chile. Santa María 200, Providencia.

Les recomiendo lo siguiente, por si desean cambiar su nombre y sexo legal en Chile:

  1. Contacten una Clínica de Derecho: En mi caso contacté con Doña Lorena Lorca. Es la Abogada a cargo de la Clínica de Derecho de la Universidad de Chile ubicada en Santa Maria #200. Providencia, Santiago. Atienden los Martes y Jueves a las 17:30 hrs.
  2. Pagar un Abogado: Si tienen buena económía y un abogado con experiencia en el tema, pueden ahorrar mucho tiempo, pero sale bastante caro. Caso contrario, contactar una Clínica de Derecho.
  3. Acreditar Domicilio en Santiago: Los tribunales en el resto de Chile tienen poca experiencia y mayor riesgo de recibir un rechazo total o parcial del cambio (incluso en Corte de Apelaciones).
  4. Hacer el Trámite en Santiago: Hacer el proceso en Santiago es carta ganadora segura actualmente.
  5. Tener 2 testigos: Los pedirán en algún momento de la causa, y estos deberán acudir en persona al Tribunal Civil que se asigne. Conviene que digan que conocen de hace al menos 5 años a la persona con el nombre con que se identifica
  6. Tengan documentos que les respalden: La ley no lo exige, pero se recomienda llevar certificados Psicológicos, Psiquiátricos e incluso de endocrino.
  7. Cambiar foto de Cédula de Identidad antes del cambio: Se recomienda, para que conste como antecedente un cambio en la expresión de género y apariencia física.
  8. Revisión Sexológica Forense. La ley no la exige. El juez puede pedirla para fallar, y puedes hacerla o negarte. No es invasiva, pero depende de cada persona si se desea dejar fotografiar y ser interrogada sobre su sexualidad. Realizada por un Médico Forense del Servicio Médico Legal y sus asistentes. Evitar hacerla, solo alarga el trámite.

Para finalizar

Cambio de Nombre y sexo en mi Título Profesional como Victoria Uribe
Cambio de Nombre y sexo legal en Título Profesional de Victoria Uribe. Agosto del 2017.

Mi vida estuvo frenada por 2 años y medio, por tener que pasar por todo este procedimiento judicial. Se han frenado mis sueños. He tenido que pasar hambre y depresión.

No pude continuar ni mi tratamiento hormonal ni la depilación láser, ni mucho menos juntar dinero para realizarme operaciones. Por no contar con mi nombre verdadero en mi carnet. Ahora se espera que estos problemas sean cosa del pasado. Ahora puedo buscar trabajo libremente, con menos discriminación y con mayor validación social.

Al fin logré este paso importante, y se vienen nuevos desafíos.

Acerca de Victoria Uribe

Victoria, 28 años, de Chile. Ingeniera (E) en Informática. Youtuber, activista y artista. 2º Directora de OTD - Organización de Transexuales por la Dignidad de la Diversidad.

Puedes ver en cambio

anticonceptivas

Consejos: Iniciar la Terapia de Reemplazo Hormonal

Iniciar la Terapia de Reemplazo hormonal. Te diré en este artículo los pasos necesarios para …

2 comentarios

  1. Hola mi querida Victoria Uribe, FELICITACIONES, BESOS Y ABRAZOS POR HABER CONSEGUIDO CON FERREA VOLUNTAD Y DECISION TU SUEÑO DE SER MUJER REAL!
    Te amo con una amor de dicha y alegria por ti, por tu tezon, por tu ENORME trabajo consiguiendo lo tuyo, por el amor que tu te tienes y por esa INFINITA FE!
    QUE HERMOSA ERES Y CUANTO VALES!!! Asi que tu INMENSO trabajo en pos de conseguir el reconocimiento de tu identidad real de genero ha dado resultados y tu estas hecha para cosas muy maravillosas en esta vida; amen de tu felicidad y alegria! Desde aca Bogota Colombia una admiradora que te envidia te envia mil abrazos y besos porque eres un ejemplo honesta con principios y dignidad para seguir pues como tu en 100 solo se consigue el 1!

Responder a Sandra Patricia Gonzaga Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Comparte esto

Comparte este contenido con tus amistades