Inicio / Noticias / Destransición: Revertir o suspender la transición de género
Abortar misión
Destransicionar: Abortar Misión

Destransición: Revertir o suspender la transición de género

En el día de hoy, yo, la activista y youtuber “Soy Victoria”, les hablaré de la “Destransición”: Cuando se revierte o suspende la transición de género.

Este es un tema muy controvertido y polémico, e intentaré dar mi opinión y análisis al respecto.

Mitos y realidades sobre esta gente

Destransicion
La probabilidad de destransición, a pesar de todo, es muy baja. Estimo que una persona entre 100 mil trans, se arrepiente y reversa (estimación propia)(Los envidiosos dirán que es paint).

Para la mayoría de la comunidad. esta gente también es llamada “Falsos trans”, pero en realidad, no siempre ocurre por que la persona no sea una persona trans “auténtica”.

La transición de género, generalmente es hacia un solo sentido, lo cual no quita que puede, en raros casos, ser en ambos sentidos. El problema, es que la sociedad, los sistemas jurídicos y de salud, no están preparados para ello, e incluso este tipo de gente que revierte la transición adrede, le da falsas esperanzas a familiares y amigos de personas trans que están haciendo la transición en serio, de por vida, y de manera totalmente consciente e informada de los efectos y consecuencias de llevar adelante una transición de género.

No es agradable escuchar comentarios del tipo “mira, este capricho se te va a pasar algún día… se de alguien que le pasó…”. En mi caso personal, no soy mujer por caprichos ni por moda, y que esperen hasta el año 3000 si creen que revertiré y volveré a la miseria de vida que sentía vivir antes de descubrirme a mi misma como mujer. En otras palabras, quienes se crean que “se me va a pasar” o que piensan que yo sea mujer es algo pasajero, iros a la M…

El solo hecho que una persona haga una transición de género, hace que sea una persona transexual o transgénero de por vida. Sin embargo, desde el inicio en Inglaterra, de las primeras clínicas de reasignación genital (también mal llamadas de cambio de sexo), han surgido casos de arrepentimiento, en que una persona, incluso ya operada y con cambio en sus nombres y sexo registrales, deciden revertirlo todo, y volver a intentar tener la vida de antes. Incluso, pidiendo volver a tener sus nombres de antes, y que le hagan hasta reconstrucción genital… y para endulzar más las cosas, exigiendo que el estado cubra los gastos para reoperarle.

Se ha dado casos de gente que se arrepiente de transicionar, y se suicida al ver que dejó de tener pene, o de tener vagina. Es por ello, que al día de hoy, aunque la transexualidad no sea un trastorno, se necesite el constante apoyo de profesionales del campo de la salud mental para descartar casos de gente que intente realizar la transición de forma irresponsable, o personas esquizofrénicas que poseen una visión distorsionada de la realidad.

Veamos cuales son los motivos principales que usa este tipo de gente. para llevar a cabo este acto de reversión o suspensión de la expresión de su transexualidad.

Motivos religiosos

evangelico destransicion mierda
Fernando Ñaupari, luego de 25 años viviendo como mujer, se convirtió en evangélico y arruinó la transición de miles de peruanos por querer ser de nuevo hombre.

En países donde el cristianismo reina y la sociedad es muy machista y discriminadora, en especial donde hay una enorme influencia de grupos extremistas religiosos y evangélicos, hay personas que, luego de previo lavado de cerebro, las han convencido de dejar atrás “su vida de pecados, sodomía, y homosexualidad”. Tal es el caso de una persona del Perú, que vivió como mujer transexual durante 15 años, y que a punta de Biblias y lavado cerebral, le convencieron que la transexualidad es un pecado castigable por dios.

Sin embargo, en ninguna parte de la Biblia sale que “son hombres quienes tienen pene” o “son mujeres quienes tengan vagina”. Mucho menos, ese libro viejo y desfasado nombra a las personas intersexuales, y si bien condena el travestismo y la homosexualidad (usando el termino “sodomía”), la transexualidad, a nivel bíblico, no fue puesta por sus escritores. Las interpretaciones erróneas y al gusto de los prejuicios de pastores y de intolerantes, les lleva a creer que transexualidad y homosexualidad son sinónimos.

También esta gente olvida que es un libro tan desfasado, que muchas cosas que dicen, si se hicieran al día de hoy, te pudrirías en la cárcel, y que no se debe seguir al pie de la letra si deseas vivir en nuestra sociedad globalizada que respeta los derechos humanos. Viola a una mujer para que se vea forzada a ser tu esposa. Córtale las manos a ladrones, apedrea hasta la muerte a tu novia por descubrir que no era virgen o ve a sacrificar a tu primogénito solo porque a dios se le dio el capricho de ordenártelo para ponerte a prueba. ¿Le harían caso a la Biblia en los casos que nombré? de Hacerlo te irías mínimo 10 años a la cárcel, por violación, lesiones graves, asesinato o parricidio.

amor dios diluvio jodanse
Si la Biblia se debiese seguir al pie de la letra, ya nos habrían mandado otro diluvio universal…

La persona de la foto, por volverse evangélico y reclamar por volver a ser legalmente hombre, arruinó el sistema de cambio de nombre y sexo registral en Perú, tal como lo comenté en mi episodio 28 de Soy Victoria disponible en la sección de vídeos de SoyVictoria.com. Más abajo dejo el enlace donde la sale la noticia de este personaje.

Es triste que por culpa de las ideas que imponen religiones con dogmas religiosos retrógrados, haya gente débil mentalmente, que se sienta más influenciada en lo que las religiones les digan que deben hacer, al punto de mandar todo su proyecto de vida a la basura, y decida revertir un proceso de largos años, para una supuesta salvación de sus almas… y lo peor, es que por su culpa afecte a las personas transexuales de TODO un país. Retrógrados.

Presiones amorosas

amor propio
Amor propio. La base para amar al resto.

Es muy común que, al momento de iniciar, o de llevar una larga relación de pareja, la pareja de una persona trans, que no sabe nada del tema, intente convencer y presionar para cancelar la transición de su pareja, como una condición para que la relación perdure con el tiempo. Incluso, al punto de intentar que conserve el cuerpo intacto, pero que solamente en la intimidad se vista conforme al género que se identifica; en resumidas cuentas, obligar a que viva y se identifique por ejemplo, como hombre, pero que realice travestismo, para no hacerle pasar vergüenza entre su círculo cercano.

En mi caso, una expareja, que conocí semanas después de confesar al mundo mi transexualidad, intentó hacer eso, pero le dije claramente que no es algo en lo que ella puede forzarme a decidir, y que si realmente me quería como pareja, que tenía que quererme como una mujer. Al final este tipo de personas no valen la pena, y tarde o temprano, a la primera oportunidad, te desechan y se olvidan de ti. ¿Vale la pena detener la transición por gente así? No, jamás. Ni aunque sean tu pareja desde hace largos años.

Si una persona dice quererte y amarte, te querrá seas como seas. Quien intente obligarte a hacer cosas que no quieres, realmente no te quiere de verdad, y es mejor dejar a esa gente a un lado de tu vida, y seguir tu rumbo, por mucho que le ames. Meses y años después, te darás cuenta que fue lo mejor alejarse.

Presión familiar y social

presion familiar
Adolescentes: Principales víctimas de presión familiar

Este es uno de los motivos más fuertes que una persona no empezaría, o suspendería, o revertiría una transición de género.

Desde mi niñez, hasta los 25 años, mis amigos y familia intentaron frenar mi transición por su presión al respecto, y porque pensaban que quería volverme travesti, o que si me convertía en una mujer, me tendrían que gustar los hombres. Al día de hoy soy abierta a querer a cualquier persona, sin importar como nació o como se identifique, pero en esos tiempos, donde solo tenía ojos para una mujer, era algo chocante para mi orientación sexual; de ignorancia y prejuicios, no sabía separar mi orientación sexual de mi identidad de género.

En muchos casos, cuando se depende demasiado a nivel afectivo y económico de la familia y amigos, y no cuentas con los medios necesarios para llevar adelante la transición, la presión familiar puede llevarte a no transicionar, o incluso a revertir una transición. Cuando esa presión desaparece, con el tiempo tarde o temprano llevará la transición adelante. Es lo que me pasó al irme a vivir sola.

Por problemas económicos

mi billetera vacia
La financiación es importante para un proceso como este

Hay personas trans, que suspenden su transición por culpa de problemas para financiar la atención médica, o la financiación de hormonas u otras intervenciones estéticas. En este caso, la suspensión es simplemente temporal, y en cuanto se solucione el problema de financiación, retomarán todo y seguirán adelante. A veces, intenta vivir la vida, de forma momentánea, trasvistiéndose con el género que le asignaron al nacer, por lo que no es raro que por culpa de no financiar la hormonación, una mujer trans (que al nacer fue asignada como hombre) esté trabajando vestida como “hombre” por mientras logra prepararse para dar el salto, y empezar (o reanudar) la terapia de reemplazo hormonal.

Esto no es realmente una reversión. Es una suspensión temporal, y le puede pasar a cualquier persona. en especial en sistemas de salud donde es complicado acceder a la hormonación de forma gratuita en los centros públicos de salud (como pasa en la mayor parte del Perú, y Chile).

Tener falsas espectativas

destransicion Walt Heyer
Walt Heyer (ex Laura Jensen). Revirtió la transición luego de 8 años. Reasignación genital incluida. Creyó que tener vagina le haría ser mujer “de verdad”.

Existe pobre gente, con una imagen distorsionada sobre lo que significa “ser una mujer”, que al ver que las hormonas no actúan en su cuerpo conforme a sus expectativas, deciden volver a vivir como hombres porque sienten que parecen travestis. Piensan que por ver casos milagrosos de masculinización, o de feminizacion corporal, que las hormonas en sus cuerpos reaccionarán de la misma forma, y se olvidan que la transición de género es un “proceso de transición”, y que como tal, es progresiva, y jamás tendrá resultados inmediatos ni perfectos.

También hay gente que cree que se convertirá en “mujer de verdad” haciéndose la cirugía de Reasignación Genital, y que, luego de hacérsela, se arrepiente, o que creen ser mujer, sin serlo realmente (como el caso de la foto).

Una persona trans bien informada sobre este proceso, sabe que los resultados no siempre serán 100% acorde a los deseados, y que tener una vagina o un pene, no define su género Si bien las hormonas ayudan mucho a la feminización, o masculinización de un cuerpo, mucha gente falsa trans, cree que con solo tomar hormonas u operarse logrará cuerpos de modelo, o sentir ser “mujer de verdad”. Eso no es así. Yo misma, soy una mujer trans, y soy una mujer de verdad sin importar mis genitales o si tomo o no hormonas.

Por “aburrirse”

destransicion ejemplo
Chelsea Attonley, quiere volver a ser hombre y tener pene, porque “Se aburrió”.

Está relacionado con el punto anterior. Se han dado casos de personas que decidieron revertir su transición, por sentirse aburridas o abrumadas por llevar una vida de mujer (o de hombre, como en el caso de hombres trans). Es gente con la transición avanzada, y la única explicación que dan, es la de aburrirse y querer volver a vivir la vida como antes. Si bien en algunas identidades trans intergénero se da que dependiendo de la vestimenta o estado de ánimo se sienta más de un género que de otro, no es común que una persona, luego de vivir más de 5, 10 , 15 años de forma continua con un género, de repente se aburra y diga “ah, no me siento mujer hoy, me regreso a ser hombre, y quiero de nuevo tener pene y mi nombre de antes”.

Estas personas “aburridas” son un quebradero de cabeza y una sangría para los sistemas de salud y judiciales, y de paso ayudan a justificar que se le siga tratando a la transexualidad como patología.

Aparte, son muy pocas las legislaciones que permiten hacer más de un cambio de nombre y sexo registral en la vida. Si ya es un problema realizar el cambio de nombre y sexo en casi toda Latinoamérica, imaginen hacer ese cambio 2 veces solo porque la persona “se aburrió”.

Críticas y Opiniones Finales

Mitos sobre la transexualidad
Transexualidad

Las principales críticas, van desde las personas transicionando y que desean, más que nada en el mundo lograr vivir acorde a su identidad de género a nivel físico y legal, hacia quienes “completaron” la transición, y que desean revertir todo por no ser acorde a sus expectativas de lograr un cuerpo musculoso como “Max Steel”, o un cuerpo de “muñeca Barbie”, o que solo lo hicieron por un capricho de saber lo que se siente tener una vagina, o un pene, y que operándose, le quiten el cupo a una persona transexual que realmente necesitaba la operación.

Las personas que realizan la transición, la deben hacer por el bienestar de si mismas, por iniciativa propia, y no por los caprichos o prejuicios propios o de otras personas que intentan influenciar en su vida.

Por eso, antes de decidir llevar adelante una transición de género, toda persona trans debe prepararse ante cualquier complicación o problema que pueda afectar en sus expectativas iniciales. Así, no hacer más adelante estupideces como revertir la transición y revertir sus nombres, solo porque “siente que se ve como travesti” y que no logró el cuerpo de Barbie que siempre deseó. Eso es ser irresponsable, e inconsecuente.

Además, decidir revertir todo, conlleva a gastos judiciales y médicos, que sería injusto que el estado costeara. Al ser una iniciativa individual, producto de caprichos, o de lavados del cerebro (como en el caso de quienes destransicionan por religión), esta gente que realiza una reversión, en estados tan avanzados de transición, debería costear por si mismxs estas cirugías, y no demandar al estado por que se le metió la idea de revertir todo, quien sabe por qué… a no ser que hayan recibido un mal seguimiento de su transexualidad, como lo sería una depresión o una esquizofrenia mal tratada que les llevara a cambiar de idea en el tiempo.

Sin embargo, esta gente siempre quedará de por vida, estigmatizada por sus amigos y cercanos, que creerán que solamente vivió una “etapa travesti” en su vida, y que solamente fue un hombre jugando a ser mujer ( o una mujer jugando a ser hombre). Revertir la transición, no garantiza que recuperarás a toda esa gente que en algún momento, durante tu transición, te dejó de lado. Por eso, al igual que no es una decisión fácil llevar adelante una transición de géneros, revertirla estando tan avanzada no debe ser algo a la ligera, y las legislaciones deberían más adelante prepararse ante este tipo de casos, ya que no existe actualmente técnicas clínicas capaces de evitar en un 100% la aparición de este tipo de casos sumamente aislados y muy poco frecuentes.

Para terminar les recomiendo ver las siguientes noticias, de casos de personas que decidieron realizar una destransición o reversión. Contemplen su coherencia, y juzguen por si mismxs:

Caso en Perú, por motivos religiosos

Caso en Inglaterra, por que “se aburrió”

Besos, bye bye…

Acerca de Victoria Uribe

Victoria, 28 años, de Chile. Ingeniera (E) en Informática. Youtuber, activista y artista. 2º Directora de OTD - Organización de Transexuales por la Dignidad de la Diversidad.

Puedes ver en cambio

Feliz Navidad

¡Feliz Navidad 2015! Les desea Soy Victoria

Navidad, una excelente fecha para compartir y disfrutar, sin importar que sea en homenaje al …

3 comentarios

  1. Vica, vuelvo decirte que haces una labor fenomenal y de excelente servicio ayudando, asi que Dios te recompensa por esto no los miedos que meten.. Mira, lo que muestras aqui de dos personajes que en su indecision grotesca hicieron luego de haberse transformado, uno por religiosidad absurda y otro por aburrimiento zonzo, quiero concluir a eso asi:
    “Para mi y en la realidad, el mayor problema al hacer la reversión transexual es que si suspende el tratamiento hormonal algunos aspectos físicos conseguidos ya no cambiaran por ser irreversibles(a no ser que se someta a mas cirugías peligrosas), aparte de que si se hizo operar o sea cambio de sexo extirpándole sus órganos genitales de nacimiento, estos ya no volverán jamas a ser igual y si le hacen una protesis para hacer que parezcan reales, eso no es cierto pues estos implantes no tendrán el mismo funcionamiento y uso y menos la misma sensibilidad biológica natural en personas como estas con mentalidad cambiante y por ende, se sentirá peor que haber seguido siendo mujer u hombre pues siempre estarían mutilados y ello conllevaría a atentar con su vida suicidándose que es lo que pasa con estas estupideces de psicópatas sin sentido, sin sentimientos e irresponsables!”

  2. Hola Victoria! He leído alguno de tus artículos y son sumamente interesantes. Quería consultarte si sabes algo sobre el impacto en la salud de las personas trans si se suspende el tratamiento hormonal abruptamente. gracias!

Responder a Sandra Lily G. Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Comparte esto

Comparte este contenido con tus amistades